lunes, 21 de abril de 2008

Humo en el escape.






El funcionamiento de los motores de automóvil se basa en la combustión de gasolina o gasoleo, de la reacción química que se produce en el cilindro se desprenden unos gases variables según las condiciones de la combustión.
A veces se ven en forma de humo y nos dan una idea de donde proceden las "imperfecciones" en la combustión.
En general el color del humo que sale por el escape nos dá una idea de la avería que tiene nuestro motor.
En los motores actuales con catalizadores y filtros de partículas son más difíciles de distinguir.

Motores de gasolina.
Humo blanco- Vapor de agua, normal durante la fase de calentamiento, en tiempo frío y con humedad ambiente, es la evaporación de la humedad del escape. Si sale durante el funcionamiento indica entrada de agua al cilindro generalmente del circuito de refrigeración (colector, culata, junta, etc)
Humo gris oscuro con olor a gasolina- Mezcla rica, exceso de gasolina o falta de aire, en los motores con catalizador es muy difícil porque la inyección controla la mezcla y en caso de fallo enciende algín testigo. Indica problemas de carburador, inyectores, filtro de aire sucio, y sistema de alimentación en general.
Humo azul - Aceite en la combustión, suele ser frecuente en retención y luego acelerar, indica paso de aceite a través de guías de válvulas, segmentos, sistema de recirculación de gases de escape, turbo (si lo tiene), etc. Indica que el motor necesita un buen "repaso". Puede ser debido a un nivel excesivo de aceite
Motores Diesel.
Humo blanco- Al igual que en gasolina algo de humo blanco al arrancar sin fallos de motor es normal, si hay problemas de arranque y fallos en frío puede fallar algún o varios calentadores (menos perceptible en motores de inyección directa). Si es en caliente puede ser paso de refrigerante a la admisión o cilindro (colector, culata, junta, etc.)
Humo azul claro- con fallos y mal olor variable con el régimen de motor. Avance inadecuado, mala puesta a punto en bombas mecánicas, fallo de avance o medición en bombas electrónicas, mal calado de distribución, captadores, EGR abierta, inyector que gotea, toma de aire en el circuito del baja (aforador, filtro, tubos, bomba ) etc.
Humo gris oscuro- Exceso de gasóleo o falta de aire. Fugas de aire en circuito de alimentación (colector, tubos, manguitos, intercooler, etc) en los motores con turbo, mala medición por suciedad o avería del caudalímetro, mala regulación de la bomba en bombas mecánicas, filtro de aire sucio u obstrucción en la entrada de aire, trampillas estranguladoras o de admisión variable, en los motores con filtro de partículas no sale porque la función del filtro es retener estos humos pero si hay algún problema hace las regeneraciones con más frecuencia dañando el filtro,
Humo azul- Aceite en la combustión, menos evidente que en los motores de gasolina, paso de aceite a través de guías de válvula, segmentos, turbo, circuito de recirculación de aceite, alimentación, exceso de nivel de aceite. Un exceso de humo puede ser peligroso porque hay riesgo de embalamiento del motor porque el aceite produce una combustión incontrolada y aunque paremos el motor y cortemos el suministro de gasoil el aceite sigue alimentando el motor acelerándolo hasta el límite causando frecuentemente su destrucción, la única forma de pararlo es calándolo metiendo una velocidad, es la avería típica cuando se rompe el turbo y pasa el aceite a través del eje al colector acelerando el motor.